Bella Unión

Para ti: Bella Unión

Estando aún en tus tierras,
esas que me vieron crecer,
no percibía cuan profundo 
habías calado en mi ser.
Pero cuando te supe lejos,
ahí fue cuando comencé a entender
que siempre estarías presente
en mi sangre,
en mi corazón
y en mi piel.
Tus calles tan llenas de historias,
tus días tan llenos de hiel.
El río de los pájaros pintados
que me hipnotiza con cada atardecer,
el Cuareim con su puente tan nuestro,
Los Pinos con su gente tan fiel.
Tu frontera tan llena de memorias,
que dividen y nos fusionan a la vez,
haciéndonos diferentes y hermanos
unidos por un único interés.
En mi tierra
el español no es neutro,
eso no sabemos qué es
porque el Portuñol
es tan nuestro
que nos acostumbramos a él.
Hay quienes ni lo registran,
hay quienes lo niegan también,
y estamos el resto del pueblo
que lo hablamos
sin saber bien por qué.
Mi bella es muy pequeñita,
un pueblo que atraviesa mi ser,
un pueblo tan lleno de vida,
mi pueblo, el que me vio crecer.
Mi Bella tiene su idiosincrasia,
los de acá lo sabemos muy bien
eso alimenta nuestro narcisismo,
pero al ego lo disimulamos bien.
El verde de la caña de azúcar
resplandece a lo lejos y nos hace entender
que somos gracias a ella,
planta bendita nunca dejes de crecer.
Agradecemos cada ceniza,
festejamos cada corte también.
El azúcar que endulza la vida,
es también la que nos da de comer,
es nuestra identidad
es nuestro orgullo
es parte de ti también.
Un día tuve que marcharme,
pero de ti jamás me olvidé,
aún llevo presente en mi memoria
tus olores, tu gente,
y el calor también.
Esas tardes de enero
donde la siesta te convierte en rehén,
de la sombra el agua y la calma,
de sentir de pensar y de ver.
Es entonces estando tan lejos,
que comprendo que eres parte de mi ser,
eres mi adicción más hermosa,
esa que nunca quiero perder.
Eres un recuerdo tan bello
que me une a mi niñez.
Serás eterna en mi memoria,
mi Bella Unión nunca te olvidaré.

Texto y fotografía:
Gabriela Motta.
31/10/2018
Montevideo.




Disfruto de escribir porque me permite expandir mi imaginación haciéndome sentir libre.