CALA



CALA

Con un blanco inconfundible
irradias tu pureza,
hay quienes dicen que exhibes
demasiada simpleza.

Sin saber que esa sencillez
es lo que genera tu encanto.
Eres blanca como el algodón
y pura como el más tibio campo. 

Tu cuerpo lánguido y esbelto
baila al compás del viento
sacando tu mejor fulgor
y encantándonos con su movimiento.

No sé quién te denominó Cala.
quién te dio ese danzar tan bello 
pero hasta en tu nombre aparece
la sencillez de lo perfecto. 

Autora: Gabriela Motta.

Escrito: 2017.

 

Otro: Parodia al infinitésimo

 

 

 

 

 

 

 

 




Disfruto de escribir porque me permite expandir mi imaginación haciéndome sentir libre.