Doña Maria II

—Doña Maria, mi novia me dijo que era cíclica y me comenzó a contar sobre el diafragma lunar, y para serle sincero yo me hice el que sabía, pero en vida había escuchado hablar que las mujeres estaban alineadas con la luna ¿Usted me puede decir algo de eso?

Doña Maria suelta una carcajada y hace una pausa larga, se queda pensando y luego le contesta:

—M’ijo ¿las mujeres somos sorprendentes no cree? Su novia le está dando la oportunidad de ampliar su mirada más allá de su ombligo, escúchela e investigue junto con ella. Yo solo le voy a decir una cosa: el día que todas seamos conscientes del despertar de su novia.¡Ay m’ijo la mujer brillará como nunca!

Y se fue sonriendo

—Doña Maria, no se vaya, cuénteme más.

¡Pero ella no regresó!

Montevideo
24/04/19
Texto y fotografía: Gabriela Motta.

Lectura sugerida:




Disfruto de escribir porque me permite expandir mi imaginación haciéndome sentir libre.