El café de la rosa blanca

Cuenta la leyenda que en un pueblito muy lejano el dueño de un café encontró la fórmula del amor verdadero. Cada persona que llegaba y pedía el café de la rosa blanca estaba predestinado a encontrar el amor de su vida en ese lugar o en sus cercanías. Había tan sólo un detalle y era que este no se encontraba en la carta, pero cuentan que debido a su magia no pasaba desapercibido por las almas enamoradas.

Era el icono de aquel lugar y su historia se encontraba enmarcado en la pared, pero lo curioso era que solo las almas que andaban con los sentidos abiertos demostraban interés por el cuadro y era en ese momento cuando descubrían el secreto de aquella cálida y mágica taza de café que haciendo honor a su nombre siempre venía acompañado por una rosa blanca.

Según narra la leyenda la pócima había sido descubierta por Don Manuel hacía más de cien años. Por aquel entonces estaba enamorado de Carmiña una joven que frecuentaba con asiduidad su negocio. Con el fin de conquistarla siempre la esperaba con una rosa blanca en la solapa, pero como no sabía cuándo ella iba a venir la rosa blanca pasó a ser un atuendo más en su vestimenta. Ella siempre ignoraba los elogios de Manuel quien respetuosamente le obsequiaba un café muy especial cada vez que llegaba al negocio, pero día tras día era rechazado.

Nadie sabe cuándo fue que Carmiña cambió su parecer con respecto a Manuel, pero un día para sorpresa de todos y dicha de él, ella se enamoró. Hay quienes aseguraban que todo cambio cuando por fin aceptó aquella taza de café.

Desde ese día en el pueblo afirmaban que Don Manuel había encontrado la fórmula del amor verdadero y que el secreto se encontraba en la destilación de los pétalos de la rosa blanca que al mezclarla con una pócima secreta y los granos de aquel café (que eran únicos en ese lugar) creaban una fórmula irresistible.

Para serles sincera, no se sabe a ciencia cierta cómo ocurrieron las cosas, de lo que sí tengo certeza y cualquiera lo puede comprobar es el aroma único e irresistible que sale de cada taza del café de la rosa blanca. La receta de tan cotizada fórmula también ha pasado de generación en generación como un tesoro en aquella familia.

Si te encuentras en Villanueva del Rey y tienes ganas de tropezarte con tu alma gemela no puedes dejar de preguntar por el café de la Rosa Blanca.

Texto y fotografía: Gabriela Motta.
04-01-18
Bella Unión.

lectura sugerida: Entre líneas




Disfruto de escribir porque me permite expandir mi imaginación haciéndome sentir libre.