Mujer Renacida
Y desperté a la mujer que había sido dormida por tu machismo, golpeada por tus palabras, herida por tus manos, violentada por tus ojos, acosada por tu olfato, insultada por tu boca, denigrada por tu ira, abofeteada por tu indiferencia, no escuchada por tus oídos y asquerosamente degustada por tu instinto.
Y renací como una nueva mujer, que dice no a tu machismo, se defiende de tus palabras, cura sus heridas, esquiva esos ojos, rehúye de tu olfato, que no se deja insultar por ninguna boca, se siente valorada, no pasa indiferente, no escucha palabras necias y se aleja de tus retorcidos gustos.



Y me uní a mis hermanas, luchando por una causa, defendiendo nuestras vidas, cicatrizando nuestras heridas, mirándonos a los ojos y comprendiendo que merecemos ser queridas, olfateando nuestros éxitos, aplaudiendo nuestros fracasos, valorando nuestros logros, haciéndonos visible, gritando nuestras verdades, reclamando nuestros derechos, escuchándonos unas a otras y renaciendo de nuestras cenizas.
Gabriela Motta.
08/03/2018
Montevideo
Lectura sugerida:No se que pensar



Disfruto de escribir porque me permite expandir mi imaginación haciéndome sentir libre.